Sexo seguro y protegido

sexo-seguro

Las prácticas de sexo seguro y protegido son dos formas de vivir el placer con seguridad y aunque estos términos suelen usarse como sinónimos, ¡no son lo mismo!

La expresión <<sexo protegido>> se refiere a mantener relaciones sexuales utilizando algún método de barrera (condón masculino de látex, condón femenino de poliuretano, cuadros de plástico transparente para envolver alimentos o cuadros de látex, dedales, guantes, etc.) para evitar el contacto con fluídos que están presentes durante las relaciones sexuales, el uso de estos métodos, disminuye considerablemente el riesgo de un embarazo imprevisto o de contraer una infección de transmisión sexual (ITS). Sin embargo, es importante que recuerdes que el grado de protección del sexo protegido es difícil de determinar y entre las variables se encuentran: 1) el grado de conocimiento respecto a los métodos de barrera, 2) el uso correcto y 3) muchos de estos métodos no alcanzan a cubrir los órganos sexuales pélvicos externos en su totalidad y favorecen infecciones que se transmiten por el contacto con la piel (VPH). Asimismo, en el sexo protegido sigue presente el riesgo de embarazos no deseados en aproximadamente 3 de 100 encuentros sexuales.

Algunas recomendaciones:


1.-Utiliza un sólo condón para cada acto sexual vaginal, anal u oral y de principio a fin. Nunca cambies de cavidad con el mismo condón.

2.-El condón masculino debe colocarse sobre la punta del pene erecto con la parte enrollada hacia afuera para después extenderlo hasta la base del miembro sin dejar de sostener la punta.

3.-Si éste no tiene una punta con cavidad, estira un poco la punta para dejar 1.5 cm de espacio, para que allí se acumule el semen.

4.-El condón femenino no tiene efectos secundarios, como ocurre con los métodos anticonceptivos hormonales y el componente con el que está fabricado, es muy resistente, con lo cual las probabilidades de romperse son menores.

5.-El condón femenino no produce alergia, por lo que es una buena opción cuando se tiene alergia al látex.

6.-Con el condón femenino el acto sexual no tiene porqué verse interrumpido, ya que puede colocarse hasta ocho horas antes.

7.-En algunas mujeres el condón femenino incrementa el placer, debido a que su anillo exterior fricciona contra el clítoris.

8.-Si crees que el condón se rompió durante la relación sexual, frena inmediatamente para colocar uno nuevo.

9.-Asegúrate de que haya suficiente lubricación durante las relaciones. No utilices lubricantes a base de aceite debido a que pueden debilitar el látex y romper el condón, prefiere los lubricantes a base de agua.

10.-Después de la eyaculación y antes de que el pene se relaje, se debe agarrar el borde del condón y deslizarlo hacia afuera con cuidado, a diferencia del condón femenino que no es preciso retirarlo inmediatamente después de la eyaculación. Ambos se retiran con precaución asegurándose de que no se derrame semen.

11.-Incorporar el condón al ritual erótico puede ser una tarea menos fácil para algunas personas; pero que puede ayudarse de las amplias opciones de condones, ya que los hay de sabores, lubricados, extra finos o delgados, hipoalergénicos, con textura o efecto de calor, entre otros

La expresión <sexo seguro> es la denominación de una serie de recomendaciones y prácticas sexuales en donde no hay intercambio de fluidos corporales (semen, líquido preeyaculatorio, sangre y fluidos vaginales), ni contacto entre órganos sexuales. Incluye todos esos juegos cargados de erotismo que provocan un enorme placer y que llevan a la excitación e, incluso, al orgasmo. A través de estas prácticas las personas involucradas utilizan su imaginación para disfrutar. La fantasía, la comunicación y la confianza con la pareja les llevan a tener experiencias para descubrir todas las posibilidades de placer que hay en el cuerpo, y evitar reducir la vida sexual al uso exclusivo de los órganos sexuales. Con estas prácticas es casi imposible contraer Infecciones de Transmisión Sexual y embarazos no planeados.

Algunas de las opciones más comunes de la práctica del sexo seguro son:

-Besar, abrazar y acariciar a la pareja.

-Fantasías sexuales, como ver películas eróticas o tener conversaciones telefónicas.

-Sexo mediante dispositivos electrónicos como el smartphone.

-Utilizar juguetes sexuales sin compartirlos.

-Ver o imaginar situaciones eróticas.

.Autoerotismo mientras el otro miembro de la pareja observa.

.Mirarse desnudos o desnudándose.

-Hablar acerca de cosas excitantes.

-Bailar.

-Masajes para la pareja con aceites, perfumes o sales aromáticas.

-Juegos sexuales como duchas o erotizar la piel de tu pareja con materiales suaves.

Entre los beneficios del sexo seguro se encuentran el ser una alternativa sumamente segura, solamente detrás de la abstinencia sexual a través del descubrimiento de nuevas posibilidades de placer.

Utiliza correctamente los métodos de barrera y presta atención al erotismo del sexo sin penetración, ¡combina estas prácticas!

¡Disfruta tu vida sexual asumiendo que esta experiencia es satisfactoria, placentera, agradable y aunque no está libre de riesgos, tú puedes disminuirlos!

Mayra A. Pérez Ambriz Médica Sexóloga Clínica

Citas al 5591308643 o al WhatsApp: 5516998106

Escribe tus comentarios, preguntas y sugerencias a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Redes Sociales y la pareja
Meditación ¿qué es y para qué sirve?
 

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://sayumesi.com/