Conducta Suicida

hand-person-woman-female-leg-sadness-875067-pxhere.com

En mi qué hacer clínico, cuando empecé a preguntar acerca de ideación suicida (si eres profesional de la salud de primer contacto pregúntalo SIEMPRE), me he encontrado que la gran mayoría de mis pacientes han respondido afirmativamente. Así que, además de trabajar con un equipo inter e intradisciplinario; me puse a estudiar. Llevo algunos años asistiendo a congresos al respecto y te comparto que Sayume SI es miembro de la Asociación Mexicana de Suicidología 2019-2020. Ahí reforcé una idea que seguramente ya sabes, la muerte es un tabú, de los temas que competen a la muerte, el suicidio es el tabú, común denominador con los temas que competen a la sexología.

La violencia sexual se ha encontrado como un factor de riesgo junto a la violencia escolar que, te comparto, está demostrado ser mayor en la población LGBTTTI + y te adelanto que cuando la conducta suicida está relacionada con una enfermedad mental (no siempre lo está), es decir cuando se trata de una respuesta a una crisis psicopatológica, entre las que se han encontrado Depresión, Trastornos de la Conducta Alimentaria y Trastorno Límite de la personalidad otra vez la población LGBTTTI+ está en mayor riesgo que sus congéneres heterocissexuales.
La conducta suicida es un fenómeno complejo, con diferentes implicaciones, tanto psicopatológicas como existenciales, sociales y morales, por lo que resulta complicado dar una definición única y universal a la misma.

Diversos autores han tratado de definir la conducta suicida (Durkheim, Camus, Schneider), pero es tal vez Rojas (1984) el que establece un concepto más operativo y no por ello limitante: "Se entiende por suicidio aquella conducta o conjunto de conductas que, dirigidas por el propio sujeto, conducen a la muerte (suicidio consumado) o a una situación de gravedad mortal (suicidio frustrado), bien de forma activa o pasiva". Es decir, que dentro de la conducta suicida no sólo hay que contemplar la consumación del suicidio, sino también la cantidad de matices autoagresivos existentes en la misma y que necesariamente no llevan a la muerte pero que marcan a partir de este momento la propia existencia.

Son dos los elementos que integran a la conducta suicida, el "Criterio auto inflingido o Parasuicidio", es decir la propia acción violenta, y el "Criterio de propósito (ideación suicida, crisis suicida o intento de suicidio)", que hace referencia a la finalidad de muerte (Suicidio Consumado o si no ocurre Suicidio Frustrado o Tentativa de Suicidio). La presencia de ambos criterios o la ausencia de uno de ellos determinan las diferentes formas con que puede presentarse la conducta suicida.

Seguro tienes opiniones al respecto que podemos compartir. Sin embargo, el día de hoy me baso en fuentes científicas o de investigación y no empíricas y voy a hablar solo de conceptos. Se dice que no hay una causa que sea única, pero la que las investigaciones señalan de manera importante, que el suicidio es un deseo que busca cesar el dolor a través de la muerte.

Los factores de riesgo considerados también, acompañantes del suicidio y que subrayo, no necesariamente, determinan la conducta suicida son: el sufrimiento descrito como dolor mental o altos niveles de malestar psicológico, depresión; sobre todo si es crónica o grave, ansiedad relacionada a preocupaciones constantes y excesivas acompañadas por miedo, altos niveles de incertidumbre y falta de control, desesperanza; que se refiere a pensamientos negativos sobre nosotros mismos y el futuro y por último el estrés cónico una exposición intensa a la presión social, laboral, familiar de salud económica y violencia. 



Conceptos Generales: 


Parasuicidio: También llamado "Gesto Suicida". Es el conjunto de conductas voluntarias e intencionales que el sujeto pone en marcha con el fin de producirse daño físico y cuyas consecuencias son el dolor, la desfiguración, la mutilación o el daño de alguna función o parte de su cuerpo, pero sin la intención de acabar con su vida. Incluimos aquí entre otros, los cortes en las muñecas, las sobredosis de medicamentos sin intención de muerte y las quemaduras. La intención en el Parasuicidio o Gesto Suicida no es por lo tanto la muerte, sino que tiene que ver con el deseo de conseguir algo y que no lo ha podido obtener por otros medios o simplemente no sabe cómo (más cariño, que la pareja no le abandone, un empleo, etc.) El énfasis está en que la persona cree que no dispone de otro tipo de recursos personales, por lo tanto la voluntad puesta a desear matarse parte de ahí, si se acompaña de ignorancia o antipatía por otras personas es fácil que se consuma.

Ideas suicidas: La persona contempla el suicidio como solución real a sus problemas, si bien aún no se ha producido un daño físico contra sí mismo. No existe aún una idea clara ni de cómo ni de cuando, pero entre las alternativas que puede tener para solucionar su situación problemática ya está presente el suicidio.

Crisis suicida: De entre todas las alternativas que la persona disponía para solucionar la situación problemática, el suicidio comienza a tomar protagonismo. La idea ha tomado cuerpo y se activan a nivel psíquico un conjunto de impulsos de muerte, que le llevan a establecer un plan suicida.

Suicidio consumado: Cuando el Criterio de Propósito o de Muerte y el Criterio Auto Infligido se suman, se establece un plan de acción con diferentes niveles de elaboración. Si la puesta en práctica de este plan funciona conduce a la muerte del sujeto.

Suicidio frustrado: Es un acto suicida que no conlleva a la muerte de la persona porque determinadas circunstancias externas, muchas veces casuales y siempre no previstas acontecen en el momento crítico. No es por lo tanto un Parasuicidio, ya que en el Suicidio Frustrado sí que hay una voluntad real de producirse la propia muerte. Sirva como ejemplo el caer sobre las cuerdas de un tendedero al arrojarse por una ventana.

Tentativa de suicidio: Toda conducta que busca la propia muerte pero para lograr el propósito, la persona no emplea los medios adecuados y por lo tanto el sujeto no consigue acabar con su vida. Es un intento que puede fallar por múltiples causas; desde no tener una firma decisión de suicidarse hasta por el empleo de medios no efectivos. Existe el "propósito de muerte" pero el "criterio auto inflingido" no es el adecuado.

Este tema sin duda es amplio, hace poco preparando una conferencia que me pidieron para mi alma mater y que te invito a buscar en nuestro canal de YouTube, leí un libro que a mí me ha ayudado a acércame a entender mucho más la conducta suicida. El suicidio es violencia y hay un camino que lleva hasta allá y conocerlo es una posibilidad de entenderlo, de mirarlo en nuestras propias vidas y lo que vamos co- construyendo para entonces, evitarlo.

Reconozco que no es la única posibilidad. Me refiero a evitarlo, pero hacer lo posible al menos para reconocer que el encuentro es profundamente sanador. El libro en cuestión se llama: Quién soy yo en una sociedad traumatizada del psiquiatra alemán Franz Ruppert Editoral Harder.

Mayra Aidee Pérez Ambriz 

Médica Sexóloga Clínica Co-directora y fundadora de SAYUME SI Un camino al autodescubrimiento

Citas 

Citas al 5591308643 o al WhatsApp: 5516998106

Escribe tus comentarios, preguntas y sugerencias a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

 Referencias

Escribir reEchávarri, A. (2010) Concepto y Clasificación de la Conducta Suicida. Navarra, España


OMS (2006) Suicidio Disponible en: https://www.who.int/topics/suicide/es/

UNICEF (2017) Suicidio Disponible en: https://www.unicef.org/argentina/media/1536/file/Suicidio.pdf

Asociación Mexicana Suicidología. www.suicidologia.mxferencias 

¿Cuántas veces justificas comportamientos con la f...
El Camino del Autodescubrimiento
 

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://sayumesi.com/